DEPRESIÓN

La depresión es una enfermedad común pero grave, es un trastorno incapacitante. Muchas personas con una enfermedad depresiva nunca buscan tratamiento. Pero la gran mayoría, incluso aquellas con los casos más graves de depresión, pueden mejorar con tratamiento. Ocasionalmente, todos nos sentimos melancólicos o tristes, pero estos sentimientos, por lo general, son pasajeros y desaparecen en unos días. Cuando una persona tiene un trastorno depresivo, este interfiere con la vida diaria y el desempeño normal y causa dolor tanto para quien padece el trastorno como para quienes se preocupan por él o ella La mayor parte de quienes la padecen necesitan tratamiento para mejorar. No todas las personas con enfermedades depresivas padecen los mismos síntomas. La gravedad, frecuencia, y duración de los síntomas pueden variar según la persona y su enfermedad en particular. Los síntomas son: Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad, o vacío Sentimientos de desesperanza y/o pesimismo Sentimientos de culpa, inutilidad, y/o impotencia Irritabilidad, inquietud Pérdida de interés en las actividades o pasatiempos que antes disfrutaba, incluso las relaciones sexuales Fatiga y falta de energía Dificultad para concentrarse, recordar detalles, y para tomar decisiones Insomnio, despertar muy temprano, o dormir demasiado Comer excesivamente o perder el apetito Pensamientos suicidas o intentos de suicidio Dolores y malestares persistentes, dolores de cabeza, cólicos, o problemas digestivos que no se alivian incluso con tratamiento. Existen varios tipos de trastornos depresivos. Los más comunes son el trastorno depresivo grave y el trastorno distímico. El trastorno depresivo grave, también llamado depresión grave, se caracteriza por una combinación de síntomas que interfieren con la capacidad para trabajar, dormir, estudiar, comer, y disfrutar de las actividades que antes resultaban placenteras. La depresión grave incapacita a la persona y le impide desenvolverse con normalidad. Un episodio de depresión grave puede ocurrir

solo una vez en el curso de vida de una persona, pero mayormente, recurre durante toda su vida. El trastorno distímico, también llamado distimia, se caracteriza por sus síntomas de larga duración (dos años o más), aunque menos graves, pueden no incapacitar a una persona pero sí impedirle desarrollar una vida normal o sentirse bien. Las personas con distimia también pueden padecer uno o más episodios de depresión grave a lo largo de sus vidas. Algunas formas de trastorno depresivo muestran características levemente diferentes a las descritas anteriormente o pueden desarrollarse bajo circunstancias únicas. Sin embargo, no todos los científicos están de acuerdo en cómo caracterizar y definir estas formas de depresión. Estas incluyen: Depresión psicótica, que ocurre cuando una enfermedad depresiva grave está acompañada por alguna forma de psicosis, tal como ruptura con la realidad, alucinaciones, y delirios. Depresión posparto, la cual se diagnostica si una mujer que ha dado a luz recientemente sufre un episodio de depresión grave dentro del primer mes después del parto. Se calcula que del 10 al 15 por ciento de las mujeres padecen depresión posparto luego de dar a luz. El trastorno afectivo estacional, se caracteriza por la aparición de una enfermedad depresiva durante los meses del invierno, cuando disminuyen las horas de luz solar. La depresión generalmente desaparece durante la primavera y el verano. El trastorno bipolar, también llamado enfermedad maniaco-depresiva, no es tan común como la depresión grave o la distimia. El trastorno bipolar se caracteriza por cambios cíclicos en el estado de ánimo que van desde estados de ánimo muy elevado (por ejemplo, manía) a estados de ánimo muy bajo (por ejemplo, depresión)». La Depresión tratada con Hipnosis Clínica y Regresión, permite de manera más rápida que con la sicoterapia tradicional, encontrar las causas y con las Psicoterapias aplicadas conseguir manejar aquello que la provoca.

SATISFACCIÓN

Mis pacientes han encontrado la solución a sus problemas, traumas, enfermedades, adicciones, desordenes mentales y dolencias con la Hipnoterapia que no han sido solucionados con métodos tradicionales.

COSTOS

El valor de la consulta: $170.000.oo M/CTE Moneda Colombiana. El valor del tratamiento según el diagnóstico se le informa en la consulta al paciente, de acuerdo a su cuadro clínico.

Solicita tu cita al:

Mi experiencia de más de 30 años y los conocimientos como Psicóloga Hipnoteraeuta, le han permitido a mis pacientes tener los resultados esperados en el tiempo que cada uno ha necesitado.

1
Bienvenido!
¿En que podemos ayudarte?
Powered by