DOLORES FÍSICOS

El dolor es una experiencia sensorial y emocional , generalmente desagradable asociada a un daño real o potencial del tejido, que pueden experimentar todos aquellos seres vivos que disponen de un sistema nervioso. Sin embargo, para todos nosotros, el dolor es simplemente una sensación desagradable de que algo nos hace daño. Se trata de un sentimiento subjetivo que todos aprendemos a través de nuestras propias experiencias cuando aún somos muy pequeños. Se puede aprender mucho acerca del dolor y de su alivio. El médico sólo puede saber que un paciente sufre dolor si éste se lo dice. Por tanto, es importante que siempre que sufra dolor se lo cuente a su médico. El dolor puede ser agudo, si dura poco tiempo, o crónico, si dura más, a veces incluso de por vida. El dolor agudo es un dolor de corta duración que suele tener una causa fácilmente identificable. Este tipo de dolor normalmente se origina fuera del cerebro (en el sistema nervioso periférico). Aunque se procesa e interpreta en él (por parte del sistema nervioso. De hecho, el dolor agudo actúa central como una señal de advertencia de un daño actual o próximo: es la respuesta fisiológica normal ante un estímulo adverso o perjudicial que causa el dolor. Este estímulo puede ser mecánico (una fractura ósea), térmico (una quemadura) o químico (debido a una reacción inflamatoria en el cuerpo durante una enfermedad aguda, piense en los dolores musculares de una gripe o los dolores articulares de la artritis). Suele responder bien a los analgésicos y por tanto su duración es limitada El dolor crónico suele ser independiente de la causa original del dolor. Es posible que la causa del dolor ya no exista, pero que los nervios sobreexcitados sigan

notificando dolor al cerebro. En otras ocasiones, la causa del dolor puede seguir existiendo sin poder ser tratada o eliminada en todos los casos, como en las enfermedades incurables o crónicas. La percepción del dolor puede incluso independizarse por completo del estímulo original, con lo que en ese caso la señal de dolor pierde su función de advertencia. De ese modo el dolor constante o intermitente dura más que su propósito: ya no ayuda al cuerpo a evitar el daño. También se habla de cronificación del dolor o círculo vicioso cuando unos estímulos de dolor sin tratar provocan respuestas de dolor adicionales. Por tanto, el dolor crónico suele ser mucho más difícil de tratar que el agudo; debería considerarse una Arrancarse el pelo con gusto (tricotilomanía), comerse las uñas hasta tenerlas en carne viva (onicofagia) o disfrutar los golpes y la asfixia durante el sexo (sadomasoquismo) no pueden calificarse como simples excentricidades; pueden ser comportamientos causados por la cercanía del placer y el dolor en los procesos de reconocimiento de las sensaciones y las emociones. «El gusto por el sufrimiento depende de mecanismos biológicos particulares, del ambiente y de la presión del medio externo», asegura el psiquiatra Rodrigo Córdoba”. Hay pacientes que después de haber hecho un recorrido extenso por diferentes médicos y profesionales de la salud, han llegado donde la Dra. Esperanza como su última opción, con dolores físicos y luego de las psicoterapias aplicadas, gracias a la Hipnosis Clínica y a la Regresión, han encontrado la causa que produce el dolor, permitiendo su bienestar.

SATISFACCIÓN

Mis pacientes han encontrado la solución a sus problemas, traumas, enfermedades, adicciones, desordenes mentales y dolencias con la Hipnoterapia que no han sido solucionados con métodos tradicionales.

COSTOS

El valor de la consulta: $170.000.oo M/CTE Moneda Colombiana. El valor del tratamiento según el diagnóstico se le informa en la consulta al paciente, de acuerdo a su cuadro clínico.

Solicita tu cita al:

Mi experiencia de más de 30 años y los conocimientos como Psicóloga Hipnoteraeuta, le han permitido a mis pacientes tener los resultados esperados en el tiempo que cada uno ha necesitado.

1
Bienvenido!
¿En que podemos ayudarte?
Powered by